martes, 23 de octubre de 2007

El laberinto de la felicidad


Este fin de semana ha aparecido en "El País" un artículo de Alex Rovira donde habla de su último libro "El laberinto de la felicidad". En dicho artículo Alex Rovira nos adentra en el laberinto de la felicidad a través de la descripción de las paradas que debemos hacer en el viaje hacia su encuentro:

1. Primera parada: Amor, ternura y afecto.
"La felicidad es hacer felices a los demás" (Francois Lelord)

2. Segunda parada: conciencia.
"La felicidad consiste en valorar lo que tienes" (Hellen Keller)

3. Tercera parada: voluntad de servicio.
"Quien tiene un por qué vivir, encontrará siempre un cómo" (Victor Frankl)

4. Cuarta parada: el lujo de lo esencial.
"Es más fácil calzarse unas zapatillas que alfombrar toda la Tierra" (Anthony de Mello)

5. Quinta parada: servir.
"Si queremos un mundo de paz y de justicia, debemos poner la inteligencia al servicio del amor" (Antonie de Saint-Exupéry)

6. Sexta parada: la alegría.
"Muchas personas se pierden las pequeñas alegrías mientras aguardan la felicidad" (Pearl S. Buck)

Dentro de las "casualidades" fantásticas que tiene la vida, dos días antes había leído una entrevista a la modelo Petra Nemcova, creadora de la fundación Happy Hearts tras sobrevivir al "tsunami" en 2004, donde se ponen de manifiesto todas y cada una de estas paradas en el viaje de la felicidad.

Petra Nemcova estaba en las navidades del 2004 en Tailandia disfrutando de unas vacaciones junto a su novio cuando el tsunami asoló el sudeste asiático. Petra sobrevivió tras pasar 8 horas agarrada a una palmera con todos los huesos de la pelvis fracturados. Al final consiguió sobrevivir mientras que su novio murió.

Tras el terremoto tuvo que pasar tres semanas en un hospital de Tailandia, y un mes más en uno de Nueva York. Cuando pudo moverse por si misma quiso viajar al lugar donde había perdido a su novio. "Me hubiera gustado ver escuelas y hospitales, pero lo que encontré fueron miles de niños que habían perdido a sus padres y no tenían nada. Ni siquiera alguien que cuidara de ellos". Así nació la fundación que se ocupa de dar apoyo educativo, médico y psicológico a los niños víctimas de desastres económicos y naturales.

Desde ese día Petra encontró un sentido a su tragedia y comenzó a dedicar su tiempo a hacer felices a los demás. Te dejo algunas de sus reflexiones:

"He aprendido que siempre puedes elegir. Los momentos duros nos llegan a todos, queramos o no, pero está en tu mano dejarte arrastrar y hundirte, o hacerte más fuerte".

"No podría no hacer todo esto. Tengo la posibilidad de trabajar por los demás, de construir felicidad para otros, de hacer algo bueno, y no pienso desaprovecharla. Ayudar a esos niños es más importante para mí que triunfar como modelo".

"Mi única fe está en la bondad de las personas".

En la entrevista aparecen constantemente la palabra alegría y vitalidad dos cualidades que caracterizan a Petra y a todas las personas que han conseguido reescribir su vida y darle un sentido a través del servicio a una causa mayor que ellos mismos.

Un auténtico ejemplo de vida.

"Quien tiene un porqué para vivir puede soportar cualquier cómo" Nietzsche

PD: Respuesta al post anterior en los comentarios






Etiquetas: , , ,

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...