miércoles, 15 de diciembre de 2010

Conquista tu sueño... la historia de un gusanito

Un pequeño gusanito caminaba un día en dirección al sol. Muy cerca del camino se encontraba un grillo.

-¿Hacia dónde te diriges?, le preguntó. Sin dejar de caminar la oruga contestó:

-"Tuve un sueño anoche: soñé que desde la punta de la gran montaña yo miraba todo el valle. Me gustó lo que vi en mi sueño y he decidido realizarlo"

Sorprendido el grillo dijo mientras su amigo se alejaba:

-"¡Debes estar loco! ¿Cómo podrás llegar hasta aquel lugar? ¡Tú, una simple oruga! una piedra será una montaña, un pequeño charco un mar, y cualquier tronco una barrera infranqueable".

Pero el gusanito ya estaba lejos y no le escuchó. Sus diminutos pies no dejaron de moverse. De pronto se oyó la voz de un escarabajo:

-"¿Hacia dónde te diriges con tanto empeño?".

Sudando ya el gusanito, le dijo jadeante:

-"Tuve un sueño y deseo realizarlo: subiré a esa montaña y desde ahí contemplaré todo nuestro mundo".

El escarabajo no pudo soportar la risa, soltó la carcajada y luego dijo:

-"Ni yo, con patas tan grandes, intentaría una empresa tan ambiciosa".

El se quedó en el suelo tumbado de la risa mientras la oruga continuó su camino, habiendo avanzado ya unos cuantos centímetros. Del mismo modo, la araña, el topo, la rana y la flor aconsejaron a nuestro amigo a desistir.

-"¡No lo lograrás jamás!", le decían, pero en su interior había un impulso que lo obligaba a seguir.

Ya agotado, sin fuerzas y a punto de morir, decidió parar a descansar y construir con su último esfuerzo un lugar donde pernoctar. "Estaré mejor", fue lo último que dijo y murió.

Por días todos los animales del valle fueron a mirar sus restos. Ahí estaba el animal más loco del pueblo. Había construido como su tumba un monumento a la insensatez. Ahí estaba un duro refugio, digno de uno que murió por querer realizar un sueño irrealizable.

Una mañana en la que el sol brillaba de una manera especial, todos los animales se congregaron en torno a aquello que se había convertido en una advertencia para los atrevidos. De pronto quedaron atónitos. Aquella concha dura comenzó a quebrarse y, con asombro vieron unos ojos y una antena que no podía ser la de la oruga que creían muerta. Poco a poco, como para darles tiempo de reponerse del impacto, fueron saliendo las hermosas alas arcoiris de aquel impresionante ser que tenían frente a ellos: una MARIPOSA.


No hubo nada que decir, todos sabían lo que haría: se iría volando hasta la gran montaña y realizaría un sueño: el sueño por el que había vivido, por el que había muerto y por el que había vuelto a vivir.
Todos se habían equivocado.

Estamos en este mundo para realizar un sueño, nuestro sueño. Vivamos por él, intentemos alcanzarlo, porgamos la vida en ello y, si nos damos cuenta que no podemos, quizás necesitemos hacer un alto en el camino y experimentar un cambio radical en nuestras vidas. Y entonces, con otro aspecto, con otras posibilidades, lo lograremos.
Es buscando lo imposible como los hombres han encontrado y alcanzado lo posible, y aquellos que se limitaron a lo que visiblemente era posible, nunca dieron un paso.

Texto enviado por mail. Gracias

Etiquetas: ,

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

7 Comentarios:

At 10:08 a. m., Blogger Isabel Villagar dijo...

Buena manera de afrontar el día. Gracias Iciar... yo seguiré soñando.

 
At 12:55 p. m., Blogger Iciar Piera Iglesias dijo...

Gracias a ti Isabel por ayudarme a seguir soñando. Que pases un feliz día. Un abrazo

 
At 4:24 p. m., Blogger Anita dijo...

En eso estoy Iciar, poquito a poquito pero con paso firme; ahora te digo que disfrutando a tope en cada pasito que realmente es mi verdadero objetivo ¡Gracias Iciar por darnos tu luz cada día!

 
At 11:08 a. m., Blogger Iciar Piera Iglesias dijo...

Gracias a ti Anita por compartir en este blog. Disfrutar el camino es tan o más importante que conseguir el objetivo y tú lo tienes claro. Gracias a vosotros que leeis este blog porque me ayudáis a seguir soñando. : )

 
At 5:42 p. m., Anonymous Anónimo dijo...

Gracias Iciar por esta bella y sencilla historia. Yo tb me siento como ese gusanito y siento q estoy a punto de convertirme del todo en mariposa. Estoy en el camino de la realización de mi sueño y es fascinante. Gracias por contribuir a ello con el Código de la emoción y tu blog. Sigue así!! Besos. Cris.

 
At 12:08 a. m., Blogger ego41 dijo...

Preciosa entrada. Preciosa y realista. Es maravilloso cuando uno se da cuenta de que realmente existe algo tan importarte para nosotros,algo por lo que merece la pena luchar. Nadie dijo que fuera facil, pero creo firmemente que es posible. Creo que conformarse con la comodidad y seguridad, te protege, pero te limita.
Esforzarse, arriesgarse, luchar y no desfallecer. Caerse y levantarse,voverlo a intentar, eso es vivir.

 
At 12:03 p. m., Anonymous Anónimo dijo...

Creo que nunca he sabido lo que es tener un SUEÑO. Siempre he tenido muchos sueños, y a medida q ha trascurrido mi vida,éstos han ido cambiando. Tengo un SUEÑO, pero me he dado cuenta de q estoy equivoda, quizá se realice cuando deje de pensar en él y tome cuerpo de distinta forma a como lo soñé.

 

Publicar un comentario en la entrada

<< Home