lunes, 2 de junio de 2008

La fórmula del éxito


No importa lo que haya pasado en tu pasado, o cuantas veces lo hayas intentado y hayas fallado, nada de esto importa porque cada momento es una nueva oportunidad de conseguirlo. Piensa en Edison, si no hubiese perseverado a pesar de sus errores hoy no tendríamos luz y no podrías estar leyendo este post. ;-)

LA FORMULA DEL ÉXITO

Si quieres tener éxito y satisfacción en tu vida, aquí tienes cuatro pasos:

1. Conoce y clarifica lo que quieres conseguir en tu vida. CLARIDAD ES PODER

2. Toma acción, comprométete a tomar acciones que te lleven en la dirección de tus metas. Siempre que te marques un objetivo o tomes una decisión toma acción en ese mismo momento. Haz esa llamada, escribe ese correo, busca esa información, etc. PODER ES LA HABILIDAD DE TOMAR ACCIÓN

3. Toma nota del resultado de tus acciones. ¿Qué estás obteniendo como resultado de tus acciones?

4. Si lo que estás haciendo no te está funcionando, cambia tu aproximación. Haz algo diferente. Y si piensas que ya lo has hecho todo, pregúntate: ¿Qué es lo que no estoy viendo? FLEXIBILIDAD ES PODER

Lo que impide a las personas tomar acción es el miedo: miedo a fracasar, miedo al éxito, miedo a no ser suficiente, miedo al rechazo, miedo a sufrir, miedo a lo desconocido. La única forma de tratar con el miedo es encararlo. No se trata de esperar a no tener miedo para hacer lo que sabemos queremos hacer sino hacerlo a pesar de tener miedo. Convertir al miedo en nuestro aliado. Mirarlo a los ojos y tomar acción a pesar de él. El miedo es una invención. Es la mente la que tiene miedo. Es la mente la que sufre, la que se anticipa a lo que puede pasar. Es la misma mente que te hace temblar viendo una película a pesar de que tu sabes que no es real. Para la mente realidad y fantasía son lo mismo.

No es lo que podemos hacer en la vida lo que marca la diferencia. Es lo que haremos. Si no estás consiguiendo lo que quieres puede que se trate de falta de claridad, puede que el miedo te atenace y te impida tomar acción o puede que sigas haciendo una y otra vez lo mismo esperando otro resultado.

Clarifica tus metas, toma acción y persevera hasta conseguirlo. Hazlo ahora. Hoy es el mejor momento. ¡YA!

La vida no se mide por las veces que respiras, sino por aquellos momentos que te dejan sin aliento...




2 comentarios:

nicias dijo...

Solo alguien que se acerque a la plena consciencia de la vida y de la muerte puede escribir algo así. La verdad se escapa entre las lineas de tu comentario. Gracias.

Iciar Piera Iglesias dijo...

Gracias a ti por compartir conmigo tus reflexiones.

Iciar Piera